Combatir la alergia al polen en el sector Horeca

· Salud Ambiental

Purificador de aire familiarLos ambientes laborales y de ocio del sector Horeca o de la restauración pueden ser lugares problemáticos a la hora de desencadenar o agravar alergias al polen. Tanto en las áreas de trabajo como en las zonas de clientes, nos encontramos con problemas de alergias respiratorias causadas por partículas presentes en la atmósfera, como el polen, el humo o el polvo.

Así, estas alergias las pueden padecer tanto los clientes como el personal que trabaja en estos establecimientos. Ya hablemos de un bar, de una cafetería, de un restaurante o de un hotel, se impone un tratamiento por separado de espacios: aislar la cocina del lugar donde se encuentre la clientela, pongamos por caso.

El entorno laboral, por lo tanto, puede afectar negativamente a la hora de realizar un trabajo, poniendo en riesgo la salud del trabajador y disminuyendo el rendimiento laboral. En el caso de la alergia a la primavera, los síntomas pueden aparecer de repente, provocando reacciones del organismo como lagrimeo, picor y enrojecimiento de los ojos y problemas respiratorios. Igualmente, los comensales pueden sufrir crisis de alergia si el ambiente no está lo suficientemente controlado.

En general, en espacios cerrados como las cocinas o los comedores tienen ambientes con elevada presencia de partículas suspendidas que disparan las alergias y representan un peligro para la salud, como ácaros, cenizas, gérmenes, bacterias, virus, mohos y, por supuesto, el temido polen. Resulta inevitable, por lo tanto, limitar la ventilación, no abriendo las ventanas más de diez minutos diarios para renovar el aire, y no hacerlo los días de mayor polinización, tampoco a primera hora de la mañana ni al atardecer.

¿Cómo ventilar lugares tan concurridos, entonces? Solucionar el problema pasa, en primer lugar, por la separación de ambas zonas (evitamos que traspasar olores y humos de la cocina), así como por la instalación de extractores con ozonizadores y purificadores de aire adaptados a las necesidades de cada una de las áreas del local. Así lograremos un aire de calidad, puro, fresco desinfectado, libre de olores indeseables, en el que dará gusto comer y se respirará de forma segura.

Los hoteles, hostales y otros lugares de hospedaje, por su parte, necesitarán un control ambiental adaptado a las necesidades de sus distintas áreas, como las habitaciones, el hall y otras zonas comunes como el restaurante o los pasillos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: