Alergia al polen y ancianos

· Salud Ambiental

Los ancianos son las nuevas víctimas de la alergia al polen. Se trata de un fenómeno nuevo, pues las alergias aumentan y el perfil del paciente varía a consecuencia del aumento de la polución urbana e industrial, así como de una exagerada higiene. y de la introducción de especies vegetales de otras latitudes.

Debido a su débil sistema inmunitario, niños y ancianos son actualmente los grupos de la población más vulnerables a las alergias. Sin embargo, hace dos décadas, la tercera edad no era un grupo a tener demasiado en cuenta, como tampoco lo eran los adultos, habiéndose ampliado ambos ahora dentro de los grupos de riesgo.

De este modo, cada vez son más los ancianos que de repente comienzan a tener síntomas propios de la alergia al polen, también llamada rinitis estacional o alergias a la primavera. Esta nueva situación demuestra que, además de la herencia genética, el factor ambiental también influye en las alergias, pues el brote entre los ancianos que no habían sufrido síntomas antes era practicamente inexistente.

En numerosas ocasiones son personas que anteriormente no sufrieron episodios de este tipo, y que comienzan ahora por primera vez, cuando las alergias siempre han solido. Además, su cuadro clínico puede agravarse si se suma a otras enfermedades crónicas, respiratorias o no, que puedan padecerse a edades avanzadas.

En España, las alergias al polen afecta a unos seis millones y medio de españoles, de los que el 14 por ciento sufren rinoconjuntivitis, y cerca del 40 por ciento asma, según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica. Igualmente, la entidad alerta acerca de su globalización y del cambio de perfil del paciente.

El tratamiento más común contra alergias suelen ser los antihistamínicos y antiinflamatorios oculares y orales. Así, el control médico unido a medidas de control ambiental con purificadores de aire en el hogar nos proporciona un remedio eficaz para minimizar las partículas alergénicas, como el polen o los ácaros que producen las alergias. Su uso combinado con precauciones básicas, como no salir en momentos de mayor polinización o ventilar de forma controlada la casa o usar la secadora de ropa mejoran significativamente la calidad de vida de los alérgicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: