Ozonizadores domésticos

· Higiene Alimentaria, Salud Ambiental

Como el tamaño de estos pequeños ozonizadores domésticos es muy práctico, el uso de ellos es muy variado por lo que son utilizados en diversas áreas de la vida diaria, como por ejemplo para combatir el molesto olor de pies. Y es que el ozono consigue acabar con todas las bacterias que son las causantes de que se produzca este desagradable olor. Para ello tan sólo es necesario realizar un baño diario con agua ozonizada para dejar los pies en remojo en ella durante unos 30 minutos.

Al ser el ozono un gran desinfectante completamente natural puede ser usado tanto para desinfectar heridas como para la desinfección de los utensilios que se utilizan a diario y que se encuentran expuestos a todo tipo de contaminación de tipo bacteriano. Si se utilizar para la desinfección de heridas tiene la ventaja que no escuece como puede hacerlo por ejemplo cualquier otro tipo de desinfectantes, como el agua oxigenada. De igual manera puede ser usado para desinfectar los biberones y chupetes de los más pequeños, los cepillos de dientes, los juguetes de los niños, los recipientes y utensilios de la cocina o cualquier otro objeto que se nos ocurra, con tan sólo dejarlos unos minutos en remojo con agua ozonizada.

También es muy útil para desinfectar las esponjas de los baños o los estropajos o bayetas de las cocinas, así como cualquier superficie de la casa para conseguir desinfectarlos completamente.

El ozono también puede utilizarse en cualquier tratamiento de dolor gracias a los iones negativos que al reaccionar con los positivos existentes en el hidrógeno, se consigue que el dolor disminuya. También resulta especialmente aconsejable en los problemas que tienen relación con la piel causados casi siempre por bacterias y hongos, como por ejemplo, la caspa producida por la presencia en el cuero cabelludo de hongos o del acné, ya éste es simplemente una infección producida por las bacterias cuando penetran en los poros de nuestra piel.

Si tenemos plantas en nuestro hogar, también éstas pueden beneficiarse de las múltiples propiedades del ozono. Como es bien sabido, las plantas crecen mucho mejor con el agua de lluvia por lo tanto con el ozono también lo harán estupendamente puesto que éste, al entrar en contacto con el vapor del agua, forma el peróxido de hidrógeno, componente del agua de la lluvia. Regando las plantas con agua ozonizada conseguiremos aportar una cantidad mayor de oxígeno a las raíces además de eliminar las bacterias o los virus que se encuentran en el agua, con lo que se vuelven más resistentes a las enfermedades y a las plagas sin necesidad de utilizar pesticidas químicos, que por otra parte, envenenan el suelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: