El ozono y la legionela

· Higiene Alimentaria

Una de las enfermedades bacterianas más conocidas a la par que temidas, es la legionella, capaz de sobrevivir, al contrario de otras, a un amplio abanico de temperaturas y que se desarrolla entre los 30 grados centígrados y los 40 grados centígrados, consiguiendo ser destruida a los 70 grados centígrados.

Esta enfermedad se trata de una neumonía de tipo infeccioso que es causada por la inhalación de pequeñas gotas de agua o de partículas que se encuentran contaminadas por esta bacteria, siendo los humidificadores, las piscinas, los aparatos de aire acondicionado y los sistemas de aguas de grandes edificios, como los hospitales u hoteles, las fuentes más significativas de contagio.

El ozono es un gran y potente desinfectante que actúa sobre los sistemas y aparatos que pueden llegar a producir la legionella, evitando y eliminando la aparición y el desarrollo de dicha bacteria tanto en el agua, como en los conductos y en los depósitos de dichos aparatos. Gracias a su gran capacidad para oxidar la materia, el ozono resulta sumamente efectivo a la hora de eliminar todo tipo de microorganismos como los virus, bacterias, esporas u hongos.

También consigue actuar de una manera muy rápida a bajas concentraciones y no causa ningún deterioro en ningún tipo de material, además de ser completamente inocuo tanto para la salud humana como para el medio ambiente.

Por otra parte los generadores de ozono contribuyen a un mayor ahorro del agua ya que puede permanecer mucho más tiempo dentro de la circulación sin necesidad de purgar y contribuye de igual manera a la prevención de cualquier tipo de riesgo bacteorológico, sin que resulte en ningún momento tóxico, puesto que no alcanza los niveles de los mínimos regulados.

Otro de los aspectos que caracteriza al ozono frente a cualquier otro tipo de desinfectante que sea utilizado para prevenir la legionela, es que este gas consigue eliminar las amebas, que son las causantes de que se puedan hospedar en ellas cualquier tipo de bacterias parásitas, como puede ser la de la esta enfermedad, con lo que además de eliminar las bacterias que provocan la legionela, consiguen prevenirla antes de que aparezca y controlarla una vez se ha localizado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: