Ozonizadores: Eliminación de olores en la cocina

· Eliminar Malos Olores

Las cocinas son lugares especialmente susceptibles de concentrar olores procedentes de una inadecuada conservación de alimentos, así como los derivados de su posible mal estado o de su preparación. Igualmente, la acumulación de ropa sucia que espera la colada, la misma presencia de humedades o de desagüe pueden generar pestilencias que son un claro síntoma de un ambiente poco saludable.

La tecnología del ozono es una solución inmejorable para aplicar por nosotros mismos en sus distintas posibilidades. Así, disponemos de una amplia gama de dispositivos que nos facilitan la simuntánea higiene y desodorización de los distintos focos que generen esos olores desagradables que requieren de un tratamiento eficaz.

En la cocina existen distintos lugares proclives a contaminarse con suciedad y agentes patógenos de distinto tipo, como mohos, bacterias, virus y las moléculas que generan el mal olor por su presencia o por cualquier otro motivo.

Los principales problemas los podemos encontrar en la conservación de alimentos en alhacenas, armarios o en el frigorífico, así como en los fregaderos o en el lavavajillas o el área de la lavadora. Y, por supuesto, a consecuencia de la preparación cotidiana de platos que esparcen sus olores por toda la casa o que se concentran en la misma cocina, que carece de una calidad ambiental.

¿Cómo podemos eliminar los olores? Existen en el mercado muy distintos ozonizadores de uso doméstico diseñados de forma específica para un fácil manejo y un bajo consumo energético, idóneos para eliminar los olores en la cocina.

En el caso de los olores de alimentos, nos será útil un generador de ozono de aire para las alhacenas o pequeños recintos en los que guardemos alimentos. Igualmente, en el refrigerador deberíamos introducir un ozonizador de nevera con el objetivo de prevenir la mezcla de olores y las contaminaciones cruzadas, así como una mejor conservación. También lograremos este triple beneficio con la ozonización del aire y con el lavado del alimento en agua, realizado con un ozonizador de agua o mixto convencionales, si bien existen dispositivos que se conectan directamente al grifo para inyectar el gas de forma instantánea cada vez que lo abrimos.

Lavavajillas, lavadoras y fregaderos en los que utilicemos agua ozonizada (en los dos primeros se debe hacer una sencilla instalación específica) no sólo cuidaremos la vajilla y la colada o desagüe, sino también los mismos electrodomésticos, acabando con los olores de restos de comida o los que impregnan la ropa, pongamos por caso.

Por su parte, el agua ozonizada también sirve para realizar una limpieza profunda y, a su vez, eliminar los olores en encimeras, bancadas y superficies de todo tipo sin necesidad de usar productos de limpieza químicos. De este modo, también prescindir de ellos nos permite conservar el olor propio de la estancia, cuya desinfección y desodorización ambiental lograremos con un ozonizador de aire programado para un funcionamiento automatizado y completamente inocuo para la salud y el medio ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: