Ozonizador doméstico

· Eliminar Malos Olores, Salud Ambiental

Parece demasiado bonito para ser verdad: ¿una tecnología que desinfecta y desodoriza nuestro hogar y totalmente inocua? Pues lo cierto es que no sólo existe, sino que además permite sacarle mucho más partido gracias al fenómeno de la ozonólisis. En efecto, hablamos del ozonizador doméstico, un dispositivo que nos brinda grandes posibilidades a la hora de limpiar superficies, ambientes, en el ámbito terapéutico, purificador del agua y hasta cosmético.

En efecto, los milagros no existen, y precisamente por ello el mágico efecto del ozono es en realidad el resultado de la tecnología de vanguardia, que consigue acabar de un modo rápido, sencillo y seguro con problemas cotidianos a los que nos enfrentamos a diario.

Los dispositivos domésticos que generan ozono, en efecto, tienen un sinfín de aplicaciones útiles en nuestro hogar y, aunque llamamos ozonizador doméstico a cualquiera de ellos, hemos de saber que hay un amplio abanico de equipos entre los que elegir en función de su uso y prestaciones.

Los modelos que encontraremos en el mercado no sólo ofrecen distintas potencias o prestaciones, sino que se adaptan a las distintas necesidades mediante diseños que son específicos o multifuncionales. Desde el ozonizador de zapatos al ozonizador de nevera, pasando por el cubo de basura ozonizador, el ozonizador de grifo o generadores mixtos (de aire y agua) o, por ejemplo, equipos de gran potencia que permiten llevar a cabo tratamientos automatizados para inyectar ozono en el agua que utilizan grandes electrodomésticos como la lavadora o el lavavajillas.

De este modo, además de elegir el tipo de equipo o equipos idóneos para nuestras necesidades, se hace necesario valorar sus distintas características y prestaciones, siendo recomendable muy a menudo el consejo de distribuidores o fabricantes.

Una vez elegido el equipo que más se ajuste a lo esperado, su uso será tremendamente sencillo, pues normalmente disponen de un modo automatizado y en modo manual se accionan tan sólo accionando el botón de encendido. A su vez, podemos optar por el temporizador para así no tener que estar pendientes de apagarlo una vez finalizado el tratamiento, durante el que podemos estar presentes sin ningún problema, pues el ozono se convierte en oxígeno, sin dejar residuos de ningún tipo.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: