Purificador de aire con filtro HEPA

Los purificadores de aire domésticos nos brindan grandes beneficios en la desinfección y desodorización de ambientes interiores. De hecho, la función principal de estos equipos de última generación es higienizar la atmósfera al máximo, de forma integral o selectiva, y para ello utiliza distintas tecnologías punteras en desinfección ambiental, entre ellas filtros de alta eficiencia, como es el filtro HEPA.

El filtro HEPA, acrónimo de Hight Efficiency Particle Arresting (Recogedor de partículas de alta eficiencia) es un filtro que ofrece un rendimiento muy superior al de los filtros convencionales. Su gran ventaja, fundamentalmente, es una eficacia sin competencia a la hora de atrapar las partículas más pequeñas, que quedan retenidas a su paso por el filtro.

Esta es la razón por la que el filtro HEPA es tan eficaz a la hora de ofrecer excelentes resultados para limpiar el ambiente de partículas perjudiciales para la salud, que polucionan el aire, pudiendo causar alergias o problemas respiratorios, entre otras dolencias y patologías.

El primer filtro HEPA fue diseñado en la década de los 40, como parte del Proyecto Manhattan, para atrapar micro partículas y reducir los contaminantes radioactivos en el aire. Desde entonces se han utilizado para satisfacer las demandas de calidad de aire en diferentes sectores, tanto a nivel industrial como profesional y doméstico.

Los filtros HEPA están formados por mallas de fibras compuestas por capas de celulosa, fibras sintéticas de vidrio y deben su extraordinaria eficiencia, sobre todo, a los mecanismos por los que atrapan las partículas, basados en la intercepción, el impacto y la difusión.

Como hemos apuntado, los purificadores de aire que incluyen este filtro combinan otras tecnologías que trabajan de forma conjunta o selectiva, en función de las distintas necesidades. En concreto, podemos encontrar filtros HEPA trabajando con filtros de carbón activo, la tecnología del ozono, rayos ultravioleta o los iones, para un tratamiento del aire integral, que consigue una purificación ambiental que combina higiene y desodorización.

Si por un lado los filtros capturan partículas perjudiciales de distinto tamaño, así como los malos olores, el aire sigue purificándose conforme van trabajando las distintas tecnologías de purificación ambiental. Finalmente, se higieniza el aire de un modo integral o a la carta, pudiendo incidir de forma específica en determinados problemas como un ambiente cargado por humo de tabaco, partículas alergénicas como polen, caspa de los animales,  o, por ejemplo, ácaros del polvo. A través de una actuación completa logramos un tratamiento integral que nos brinda un aire purificado, libre de partículas nocivas, virus, bacterias, mohos, esporas, malos olores y, en suma, una atmósfera más saludable para toda la familia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: