Funcionamiento y actividad de los ozonizadores domésticos

· General

El funcionamiento y la actividad de los ozonizadores domésticos son dos conceptos muy relacionados en la práctica. De hecho, la tecnología del ozono se basa en el fenómeno de la ozonólisis, gracias a la cual el ozono se revela como un gran aliado para actuar frente a todo tipo de problemas de en ambientes y superficies.

Su funcionamiento, así es, aprovecha la ozonólisis como principio de funcionamiento para obtener un sinfín de ventajas y beneficios de la actividad de los ozonizadores domésticos. Se trata, fundamentalmente, de sacar partido de la inestabilidad de la molécula del ozono (O3), cuya cifra impar la lleva a iniciar un proceso de oxidación que erradica la polución, acabando tanto con ella como con los olores asociados a la misma.

De este modo, se ataca el problema de raíz, solucionándolo por completo en cuestión de minutos gracias a la eliminación de microorganismos y de la contaminación en general, incluyendo  alérgenos, compustos orgánicos e inorgánicos potencialmente dañinos.

El tratamiento ozonizador acaba con ellos en su práctica totalidad, con lo que es una solución definitiva que además resulta totalmente inocua para la salud y el medio ambiente. Una vez el tratamiento ha finalizado, momento en el que se detendrá el equipo gracias al uso de un temporizador o de programaciones inteligentes, el ozono se convierte en oxígeno (O2), logrando esa estabilidad que estaba buscando.

Sin dejar residuos de ningún tipo y resultando de gran utilidad para limpiar el aire de cualquier estancia de nuestro hogar, el interior de la nevera, así como para lavar con agua ozonizada desde la vajilla o la ropa hasta los suelos, muebles, puertas, paredes, los alimentos o cualquier objeto que precise una higienización en profundidad.

Además de tratar ambientes y superficies, los ozonizadores domésticos tienen otras muchas utilidades, entre otras las relacionadas con la purificación del aire, la higiene de alimentos y sus conocidos usos para ayudanos en nuestro cuidado e higiene personales, al tiempo que tiene probados efectos curativos a nivel oral y tópico. Si bien su funcionamiento se basa en el mismo principio, la emisión de ozono en atmósfera o agua, su actividad variará en función del tipo de dispositivo y de nuestras necesidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: