Ozono en la eliminación de Salmonella en alimentos

· Higiene Alimentaria

La conservación de los alimentos en buenas condiciones higiénico-sanitarias es una exigencia de obligatorio cumplimiento cuando se manipulan productos frescos, todavía con más motivo si éstos son susceptibles de contaminarse con bacterias tan peligrosas como la Salmonella.

Afortunadamente, extremar la higiene consigue grandes resultados cuando se utiliza el ozono para desinfectar tanto los alimentos de forma directa como los utensilios y superficies con los que entran en contacto.

La carne, huevos, vegetales y otros alimentos pueden contaminarse con las bacterias de la Salmonella o venir ya contaminados, y ello supone un grave problema de salud pública que puede llegar a costar vidas.

Conseguiremos excelentes resultados lavando los alimentos con agua ozonizada y también se hace necesario lavar superficies como bancos o tablas de cortar, así como cuchillos o tijeras para así eliminar la contaminación biológica y prevenir la proliferación de bacterias, virus, hongos y demás microorganismos.

A su vez, la limpieza con agua ozonizada elimina restos de pesticidas, hormonas y otra contaminación no orgánica que también se encuentra en la superficie de los alimentos. El mismo contacto con el agua del lavado será suficiente para higienizarlo de forma integral, con gran eficacia, acabando con patógenos, olores y polución de todo tipo.

El uso del ozono para la desinfección alimentaria dentro de una cadena de producción que implique un envasado, manipulación o un procesado industrial más o menos complejo se beneficiará de la efectividad del ozono para la eliminación y prevención de la Salmonella, entre otras peligrosas bacterias, como la Listeria, virus y agentes patógenos perjudiciales para la salud.

En comedores sociales y establecimientos del sector Horeca también será de gran ayuda el uso de generadores de ozono para lavar todo tipo de alimentos y así ver drásticamente reducida la presencia de microorganismos potencialmente dañinos para la salud.

Se trata de un método sencillo de utilizar y de alta eficacia, que no afectará en lo más mínimo las cualidades organolépticas ni a la textura del alimento, que ganará en calidad, aroma y sabor originales. Tras su lavado con agua ozonizada, el producto podrá utilizarse y consumirse con toda tranquilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: